Jueves, 15 de septiembre de 2011

Y entramos de lleno al mes patrio en México.

Se vienen los preparativos para los festejos, las calles se engalanan con los colores nacionales, y los mexicanos enaltecemos nuestro patriotismo a los cuatro vientos.

Equivocadamente, muchas veces pensamos que el orgullo de ser mexicano se limita a colgar adornos y banderas, emborracharse y escuchar mariachi la noche del festejo.

La celebración de ser mexicano no se debe limitar únicamente a esta noche, ni siquiera al mes de septiembre, sino todo el año, todos los años, y no únicamente a partir de la fecha en que nos independizamos de España, porque lo que somos ahora, no sería, si no ahondáramos en nuestra historia de raíces prehispánicas; antes de ser mestizos, fuimos aztecas, mayas, zapotecas, totonacas, huicholes, mixtecas, olmecas… toda una raza llena de sabiduría ancestral, tradiciones y folclor.

 

Tampoco basta con salir a las calles y gritar ¡Viva México!, si no sentimos en nosotros el verdadero significado de ser mexicano.

Ser mexicano es sentirse orgulloso de nuestra historia, de nuestro pasado; significa llevar en alto el nombre de México a donde quiera que vayamos.

Es sentir que se eriza la piel al escuchar el Himno Nacional o ver nuestra Bandera ondear…

 

Es momento pues, de que los mexicanos estemos más unidos que nunca, no sólo con motivo de las fiestas patrias; hagamos que la fiesta de ser mexicano se prolongue por todo el año, y rescatemos nuestra nación de todas las barbaridades que se están viviendo, a tal grado que parecería que no tenemos nada que celebrar, después de tantas tragedias e injusticias.

 

Demostremos que ser mexicano es mucho más que celebrar “El Grito”; podemos empezar con una cara amable, con una sonrisa, conviviendo en libertad y armonía, ayudando al necesitado, dar todo de uno mismo, con una buena acción, fomentar nuestra cultura, dejar a un lado la pereza, la tranza y el conformismo… para que éste sea de verdad un país libre, debemos empezar por nosotros mismos, y formar un país en el que podamos caminar por la calle sin miedo a ser asaltado, secuestrado, amenazado, extorsionado… ¿Para qué proclamar una libertad, cuando no se puede ejercer? Los mexicanos vivimos recluidos en nuestras casas, por miedo a salir y no regresar… No es posible que nosotros mismos estemos sometidos a esto, por nuestros propios paisanos…

 

Es momento de rescatar nuestros valores nacionales, y una vez que logremos vivir una verdadera libertad, entonces aún con más orgullo podremos gritar…

¡Viva México!

 


Publicado por Astrid-Potter @ 7:50 PM  | Reflexiones
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 05 de septiembre de 2011

Ya son seis meses...


Te fuiste, es cierto, pero sigues estando con nosotros.
Tan vivo como cuando tu presencia física nos acompañaba.
Tan presente en nuestros recuerdos y en nuestro corazón,
Como siempre lo has estado. 

Es inevitable llorar por tu ausencia
Tan repentina, tan inesperada
Pero inminente, como lo es siempre
La muerte de todos los mortales.

Te extrañaremos, pero nos alegramos al mismo tiempo
Porque ahora ya estás disfrutando de la Gloria de Dios
Y en compañía de todos los que se fueron
Antes de que te fueras tú. 

Solamente has dejado tu cuerpo físico
Para habitar tu alma el paraíso
Donde, si Dios lo permite
Volveremos a reunirnos.

No deseamos retenerte con lágrimas
Pero el dolor mortal aún nos acompaña
Ya no nos mirarás con tus ojitos
Ni nos darás los buenos días cada mañana. 

Pero tus frases, tus recuerdos
Permanecen aún entre nosotros
Para traerte a la vida
Para sentirte cerca.

Ahora eres una estrella más del firmamento
Donde se juntan las almas a través del tiempo.
Aunque no te podamos ver
Sabemos que estás ahí en todo momento. 

Tu cuerpo físico no sentirá más dolor
Ni las limitaciones terrenales te impedirán
Ser libre y volar al infinito,
Donde te esperan los que ya se han ido. 

Las pérdidas que antes sufriste
Ahora son tesoro recuperado
Porque ya te has encontrado
Con los que primero nos dejaron. 

Siempre estuviste ahí para nosotros
Gracias por todos los momentos compartidos
Por estar tantos años a nuestro lado
Por el sabio consejo,
Por la broma y el halago
Por escucharnos y transmitirnos
Lo que tu experiencia te había dado.

 Gracias por todo tu amor
Por los besos y abrazos
Por los cuidados
Cuando fuimos niños
Por regalarnos sin medida
Todo tu cariño. 

Es muy difícil saber
Que no te volveremos a ver
Y duele mucho pensar
Que tu voz no volveremos a escuchar

Pero sabemos que siempre estarás ahí para nosotros
Para cuidarnos
Para escucharnos
Aunque no nos puedas responder. 

No estás lejos
Sólo estás un paso delante de nosotros…

 


Publicado por Astrid-Potter @ 10:09 PM  | Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar